cólico-lactante

Cólico del lactante

El cólico del lactante se define como aquellos episodios de llanto intenso y vigoroso, por lo menos, tres horas al día, mínimo tres días a la semana durante al menos tres semanas, en un niño sano y bien alimentado (criterios de Wessel). Puede acompañarse de inquietud, irritabilidad, gases, signos de dolor y sin tener una causa identificable. Afecta entre el 15 y el 40% de los niños menores de seis meses, independientemente del tipo de lactancia que reciba.

El cólico infantil se ha considerado como un trastorno funcional de acuerdo a un panel de expertos y debe de cumplir criterios diagnósticos:

1.- Ataques de irritabilidad, quejido o llanto que inician o terminan sin causa aparente

2.- Episodios que duran tres o más horas al día y que ocurren por lo menos tres veces por semana durante al menos una semana

3.- Ningún retraso en ganancia de peso y talla

4.- Haberse descartado patología digestiva que condiciones dichos síntomas

¿A qué edad se presenta el cólico?

El cólico se presenta desde pocos días de nacido y tiende a resolverse a los 3-4 meses de edad y los niños que fueron prematuros hasta los 6 meses de edad.

Los niños normales lloran más durante los primeros meses de vida que a cualquier otra edad y en promedio, el llanto llega a su máximo alrededor de las 6 semanas y luego disminuye de manera paulatina hasta los 12 semanas de vida, siendo así el llanto una expresión del niño y no ser siempre traducido como patología.

¿Cuál es la causa del Cólico?

La etiología del Cólico infantil se ha postulado varios factores como el fisiológico y el psicológico. El aspecto fisiológico se considera como un llanto conductual que se origina en el sistema nervioso central, en el que el niño muestra diferentes tipos de temperamento a diferentes estímulos. Así mismo recordemos que la madurez del tubo digestivo va progresando conforme la edad del niño va siendo mayor. El aspecto psicológico esto es que a los 2-3 meses de edad los infantes normales se vuelven más atentos, socialmente sensibles y consientes de la distinción en entre “el” y “otros”, se torna más capaces de calmarse a sí mismos e interactuar con los padres y darles placer, esta tarea es más fácil cuando los padres son más tranquilos y tiene confianza en sí mismos.

¿Qué otros diagnósticos pueden presentar cólico?

Entre la patología a descartarse en pacientes con cólico del lactante se encuentra: alergia a proteína de la leche de vaca (APLV), enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), Estreñimiento y la intolerancia a la lactosa (IL).

¿Cuál es el tratamiento?

En el tratamiento se debe de explicar ampliamente la fisiología del padecimiento dar tranquilidad y confianza a los padres, mantener un vínculo amoroso “comunicación” con el niño, mantener lo más confortable al infante, uso de una técnica adecuada de alimentación. Se ha encontrado que a más cantidad de horas que los padres dedican a consolarlos por su llanto, los niños presentan más ansiedad y estrés. Es fundamental asesorar a los padres sobre la atención al llanto del niño sin sobreprotegerlo, lo cual puede ser más efectivo en el manejo del cólico.

En cuanto al uso medicamentos para reducir el cólico se han utilizado: anti espasmódicos, anti flatulentos, anticolinérgicos y pro bióticos de los cuales se ha visto un papel benéfico para reducir el cólico del infante. En caso de encontrarse una causa secundaria que ocasiona el cólico deberá de recibir el tratamiento correspondiente.

Dr. Carlos Enrique Villalobos Camacho, Pediatra Gastroenterólogo. Casa Pediátrica

1.-Judith Zeevenhooven, The new Rome IV criteria for funcional gastrointestinal in children. Pediatr gastroenterol hepatol Nutr 2017 March.

2.- Suany del Carmen Gonzalez C. Pediatr 2015.

#Gastroenterología

Etiquetas: ninguna
0

Comments are closed.