niña-conjuntivitis

Conjuntivitis

La conjuntiva es el tejido transparente que recubre la parte blanca del ojo y la región interna de los párpados. El término conjuntivitis se refiere a la inflamación de la conjuntiva, dentro de sus datos característicos encontramos:

Ojo rojo.

Secreción transparente, blanquecina o amarillenta.

Sensación de irritación ocular.

Ardor en ojos.

Lagrimeo.

Comezón en ojos y párpados.

Intolerancia a la luz (Fotofobia).

Existen diversas causas que pueden ocasionar la inflamación de la conjuntiva, dentro de las más frecuentes en niños encontramos:

Alergia ocular.

Bacterias.

Virus.

Sustancias químicas.

Alergia ocular: se asocia principalmente a ojo rojo, comezón ocular, secreción blanquecina o transparente e inflamación y enrojecimiento de los párpados. Se presenta en ciertas épocas del año con mayor frecuencia (en primavera por ejemplo). Los síntomas persisten por meses o años, presentado mejoría parcial. Es importante tratarla para evitar consecuencias como astigmatismo o modificaciones de la córnea (Queratocono) secundarios al rascado crónico de los ojos.

Bacterias: es característica la presencia de secreción amarillenta o verdosa e irritación ocular leve a moderada. Dentro de las bacterias más frecuente implicadas encontramos: Haemophilus influenzae, Staphylococcus aureus y Streptococcus pneumonie. Se puede presentar en cualquier época del año y se contagia de persona a persona fácilmente.

Virus: existen diversos tipos de virus implicados. Los Adenovirus serotipos 3, 4, 7, 8, 19 y 37 son una causa frecuente de conjuntivitis viral muy contagiosa; se presenta secreción acuosa transparente, enrojecimiento, inflamación severa y comezón ocular. Picornavirus como Enterovirus 70 y virus Coxsackie A24 causan un tipo de conjuntivitis viral hemorrágica aguda en donde la presencia de hemorragia subconjuntival o por debajo de la conjuntiva es característica: se identifica una región de sangrado bien delimitada o que ocupa áreas difusas de la parte blanca del ojo. El Herpes simple también puede causar conjuntivitis, se asocia con presencia de secreción acuosa transparente abundante, úlceras o vesículas en los párpados, enrojecimiento e inflamación ocular y palpebral; la córnea también puede verse severamente afectada. Enfermedades virales como el Sarampión también pueden presentar conjuntivitis asociada.

Sustancias químicas: las sustancias químicas puede generar inflamación leve o daños serios que lleven a la pérdida de la visión; pueden afectar a la conjuntiva o incluso a todo el ojo. En la presentación de irritación leve se observa inflamación y enrojecimiento de la conjuntiva (que puede extenderse a párpados, cara o cualquier parte del cuerpo que haya estado en contacto con la sustancia irritativa), puede encontrarse también secreción acuosa, intolerancia a la luz y dolor. Dentro de las principales sustancias que causan irritación leve a moderada encontramos a algunos tipos de detergentes o productos usados en el aseo del hogar, cloro de las albercas y contaminación ambiental. Dentro de las sustancias químicas más peligrosas que pueden generar quemaduras oculares muy serias encontramos: ácidos como el sulfúrico o el acético y álcalis como el amoniaco, hidróxido de sodio (sosa cáustica) y el óxido de calcio (cal). Los álcalis, en especial la cal, generan más daño en el ojo. El contacto ocular con sustancias químicas peligrosas o desconocidas se considera una urgencia y se debe recibir atención médica lo más pronto posible.

El tratamiento de cada tipo de conjuntivitis es diferente y específico, por lo que un diagnóstico certero es esencial para un tratamiento adecuado. Es muy importante que los niños que presenten algún síntoma relacionado con conjuntivitis sean valorados por un Oftalmólogo Pediatra.

Referencias

www.aao.org

www.cdc.gov

Chen FV, Chang TC, Cavuoto KM. Patient demographic and microbiology trends in bacterial conjunctivitis in children. J AAPOS. 2018 Feb;22(1):66-67. doi: 10.1016/j.jaapos.2017.08.008. Epub 2017 Dec 13.

Vajpayee RB, Shekhar H, Sharma N, Jhanji V. Demographic and clinical profile of ocular chemical injuries in the pediatric age group. Ophthalmology. 2014 Jan;121(1):377-80. doi: 10.1016/j.ophtha.2013.06.044. Epub 2013 Aug 12.

#Oftalmología

Etiquetas: ninguna
0

Comments are closed.