unnamed

Prevención contra endocarditis infecciosa

La endocarditis infecciosa es la inflamación del endotelio (tejido o cubierta del interior de los vasos) vascular y del endocardio (cubierta interior del corazón) causada por la infección con bacterias, hongos, clamidia, rickettsias o virus.

Es una enfermedad especialmente común en personas que padecen una enfermedad congénita del corazón.

Por lo tanto todo paciente con cardiopatía debe:

Recibir sus vacunas completas y a tiempo.

Acudir al dentista cada 6 meses para revisión y prevención de caries. En caso de presentar caries, atenderlas.

LAVARSE LOS DIENTES TRES VECES AL DÍA, DESDE QUE LOS DIENTES COMIENZAN A SALIR. Inicialmente con aseando los dientes con una gasa húmeda, en cuanto tenga unos 2 años, con un cepillo dental suave. (El aseo debe hacerlo mamá, enseñándole a la nena a realizarlo, de modo que se vuelva un habito en el niño desde muy temprana edad)

Incrementa el riesgo de padecer endocarditis cuando la persona presenta caries.

Cuando reciban tratamiento dental o algún otro tipo de cirugía con riesgo de infección, todo paciente con cardiopatía incluido en esta lista deberá recibir antibióticos (Cuadro 1) antes del procedimiento:

Cardiopatía congénita no cianógena (que no causa cianosis o coloración violácea en la piel) como la comunicación interventricular, prolapso valvular mitral con insuficiencia valvular, coartación aórtica o valvulopatías congénitas (estenosis pulmonar, aórtica, insuficiencia mitral)

Cardiopatía tratada con válvulas protésicas, incluyendo bioprótesis y homoinjertos valvulados.

Antecedente de endocarditis infecciosa previa (aun en pacientes sin cardiopatía)

Cardiopatía congénita cianógena, no reparada, incluyendo pacientes con cirugías paliativas como fístulas sistémico pulmonares.

Cardiopatías congénitas reparadas con material protésico o dispositivos intravasculares durante los 6 meses posteriores a la reparación (quirúrgica o percutánea)

Cardiopatías congénitas reparadas con defectos residuales.

Receptores de transplante cardiaco que desarrollen valvulopatía.

Cardiopatía reumática

En quienes se pretenda realizar alguno de los siguientes procedimientos quirúrgicos o dentales:

Tratamientos dentales que puedan causar sangrado de la mucosa oral o gingival (incluso limpieza dental).

Procedimientos quirúrgicos que incluyan vías respiratorias, piel, piel infectada o tejido músculoesquelético, pero sólo en pacientes con las patologías cardiacas mencionadas anteriormente.

La siguiente tabla solo es una guía para que usted, con su médico decidan qué tratamiento dar.

NO MEDIQUE A SUS HIJOS SIN PREVIA AUTORIZACIÓN DE SU MÉDICO, LA SECRETARÍA DE SALUD EXIGE RECETA MÉDICA PARA PODER ADQUIRIR LOS ANTIBIÓTICOS

Cuadro 1: Tratamiento profiláctico de endocarditis infecciosa.

El tratamiento se aplica al paciente que padece alguna cardiopatía de las que indican profilaxis contra endocarditis cuando se piense someterlo a los procedimientos descritos en la columna izquierda. La columna central se divide al grupo de pacientes en dos: a) pacientes comunes, b) alérgicos a los fármacos de primera elección.

El paciente sometido a cirugía de corazón abierto, especialmente si recibirá algún tipo de injerto protésico debe administrársele antibióticos del tipo de las cefalosporinas (cefalotina y/o ceftriaxona) o clindamicina, según la flora habitual del nosocomio donde será tratado. Este tratamiento debe iniciar algunas horas antes de la cirugía y por máximo 48h.

Cianosis

Cianosis es un signo o manifestación clínico que se define como la

“Coloración azul y alguna vez negruzca o lívida de la piel, debida a trastornos circulatorios “ “Coloración azul o lívida de la piel y de las mucosas que se produce a causa de una oxigenación deficiente de la sangre, debido generalmente a anomalías cardíacas y también a problemas respiratorios ”.

Las células del cuerpo necesitan del oxígeno para poder llevar a cabo su metabolismo (Conjunto de reacciones químicas que efectúan las células de los seres vivos con el fin de sintetizar o degradar sustancias ).

Imaginemos el cuerpo humano como una gran comunidad de seres independientes (células) que viven en una misma ciudad, bajo un mismo sistema de administración de recursos. Cada célula tiene su trabajo o función específica, y para realizar esta función necesita del alimento y el oxígeno como materia prima básica para producir energía.

El oxígeno del aire ambiente, es introducido al cuerpo por los pulmones, la sangre lo recogen de ahí para llevarlo a todas las células del cuerpo. Una vez que las células utilizan el oxígeno (en su propia respiración), expulsan dióxido de carbono a la sangre, que regresa a los pulmones para intercambiarlo nuevamente por oxígeno.

Para transportar el oxígeno, La sangre transporta el oxígeno en unas células llamadas glóbulos rojos o eritrocitos. Éstos poseen una molécula especial (la hemoglobina) que se une al oxígeno hasta saturarse de él. Cuando los eritrocitos pasan por los tejidos, la hemoglobina libera el oxígeno para que las células lo tomen, y se carga con dióxido de carbono para llevarlo por las venas al pulmón.

Normalmente tenemos un promedio de entre 13 y 15 g/dL de hemoglobina en la sangre. Cuando más de 5 g/dL de hemoglobina carecen de oxígeno, la coloración de la sangre se oscurece y la piel de las personas se torna azulada o violácea, empezando por las mucosas (lengua, labios), los lechos ungueales y finalmente toda la piel.

Así que cualquier falla en el sistema, que impida que la sangre se oxigene adecuadamente, causa cianosis.

1. Diccionario de la Real Academia Española, Edición del Tricentenario. www.rae.es 2. https://www.google.com.mx/search?q=cianosis&ie=utf-8&oe=utf-8&client=firefox-b-ab&gfe_rd=cr&dcr=0&ei=vN75Wf3KPMq–wXzj4eICA 3. Diccionario de la Real Academia Española, Edición del Tricentenario. www.rae.es

#Cardiología

Etiquetas: ninguna
0

Comments are closed.